Asume Jaime Bonilla como Gobernador de Baja California

noviembre 6, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
El pasado viernes 1 de diciembre, con la ausencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, Jaime Bonilla Valdez tomó protesta como Gobernador Constitucional del Estado de Baja California, ante el pleno del Congreso Local reunido en sesión solemne. Bonilla Valdez protestó para un periodo de cinco años, que comprenderá del 1 de noviembre de 2019 al 31 de octubre de 2024.
 
La toma de protesta del nuevo mandatario local, que asume su función bajo las siglas de Morena, lo que pone fin a un lapso de 30 años de gobiernos panistas en esa entidad, estuvo enmarcada en un ambiente de incertidumbre e indefinición en cuanto a la duración de su mandato. Actualmente, no hay claridad en cuanto a la duración que tendrá su mandato, pues está pendiente de definirse si su periodo como Gobernador será de cinco o de dos años, como originalmente estaba estipulado.
 
Al asumir sus nuevas funciones, el nuevo Gobernador de Baja California aseguró que el suyo será un gobierno “realmente ciudadano”, por lo que se comprometió a legar una sociedad de derechos y un pueblo organizado. Con relación a la duración de su gestión, aseguró que acatará lo que resuelva la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y dijo que «todos los días se va a trabajar, no importa cuántos días tengamos para gobernar».
 
Esta nueva administración de Baja California inicia enfrentando seis impugnaciones en contra de que su gestión dure cinco años, las cuales tendrá que resolver la Corte, institución que en días pasados admitió a trámite varias acciones de inconstitucionalidad presentadas por el PRI, PAN, PRD, MC y por el Partido de Baja California, así como por la administración saliente de Francisco Vega, mismas que buscan cancelar la llamada “Ley Bonilla” aprobada por el Congreso local, que establece la duración de esta gestión por cinco años.
 
Además de lo anterior, el Instituto Nacional Electoral (INE), en voz de Lorenzo Córdova, su Consejero Presidente, anunció que también acudirá ante la Corte para presentar otra controversia en el mismo sentido, medida que también valora la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Cúpulas empresariales como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se han sumado a estas voces críticas.
 
Tras la toma de protesta de Jaime Bonilla, Arturo Zaldívar, Ministro Presidente de la SCJN, recordó a través de un mensaje en sus redes sociales, que el único órgano facultado para pronunciarse sobre la constitucionalidad de la “Ley Bonilla” es la SCJN. El Ministro Presidente añadió que la decisión de la Corte se tomará “con total independencia y libertad de cada uno de sus integrantes”.
 
Jaime Bonilla ha reiterado en repetidas ocasiones que respetará la decisión de la Corte. Además, adelantó que, si ésta resuelve que su administración dure cinco años, se someterá a la revocación de mandato.