Bloquean entrada de ayuda humanitaria a Venezuela

febrero 27, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
Las tensiones a lo largo de la frontera de Venezuela han aumentado en las últimas semanas tras las promesas autoproclamado Presidente Interino Juan Guaidó, con el respaldo de Estados Unidos y sus aliados, de que la ayuda humanitaria se abrirá paso en Venezuela.
 
Las autoridades venezolanas han prometido no permitir el ingreso de la ayuda, considerándola como una posible excusa para la intervención extranjera y destacando que el monto de ésta es insignificante en comparación con las pérdidas que han ocasionado las sanciones impuestas a Venezuela. Los organismos internacionales, incluidos la Cruz Roja y las Naciones Unidas, también han criticado los intentos de «politizar» la ayuda humanitaria.
 
Surgieron informes de que, además de la ayuda establecida en Colombia, se estaba preparando ayuda tanto en Brasil como en las Antillas Holandesas, cuyas fronteras se cerraron el jueves y el miércoles, respectivamente.
 
Gran parte de la ayuda humanitaria se ha almacenado en la ciudad colombiana de Cúcuta y el 23 de febrero era la fecha fijada por Guaidó para que ingresara. Los suministros de alimentos y medicinas para satisfacer las necesidades de 5,000 personas durante 10 días, fueron transportados por aviones militares de Estados Unidos a Cúcuta.
 
El viernes, un día antes de la fecha designada, se organizó un concierto en Cúcuta para recaudar fondos e intentar llamar la atención de la comunidad internacional sobre la crisis. Sin embargo, en Caracas el gobierno venezolano organizó un concierto en nombre de la paz, con el mensaje político de que no necesita que otros países se involucren en Venezuela.
 
El fin de semana cientos de venezolanos y colombianos se reunieron en el puente Simón Bolívar que conecta a los países para instar a las autoridades a permitir que la ayuda humanitaria ingresara a Venezuela, cosa que no sucedió. Mientras tanto, en otras zonas de la frontera surgieron violentas protestas entre la policía y los manifestantes.
 
El líder de la oposición, Juan Guaidó, se reunirá con miembros regionales del Grupo de Lima en la capital de Colombia el día de hoy. El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, también participará en la discusión de la crisis en Venezuela.
 
Viendo que el plan de dar paso a la ayuda humanitaria falló, el gobierno de oposición necesita un Plan B, y Estados Unidos no ha descartado la posibilidad de invadir Venezuela y restaurar un gobierno democrático. Si embargo, diversos especialistas han expuesto que hacer esto devastaría la infraestructura que ya se encuentra en mal estado, crearía divisiones en la comunidad internacional y crearía un peligroso precedente en la región.
 
Las autoridades venezolanas informaron la semana pasada que la Unión Europea había prometido una ayuda de dos mil millones de dólares en «asistencia técnica», que se canalizará a través de las Naciones Unidas. Según Nicolás Maduro, fue prometida por el Grupo de Contacto Internacional, encabezado por Uruguay y la Unión Europea. El presidente venezolano también anunció que llegarán en breve 7.5 toneladas de medicamentos suministrados por Rusia y la Organización Panamericana de la Salud, aunado a las más de 900 toneladas de medicamentos, comprados a Cuba y China, que llegaron el 14 de febrero.
 
Por otro lado, han surgido reportes de que Venezuela se está quedando sin espacio para almacenar su crudo, ya que nadie se atreve a comprarlo debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos. De acuerdo con informes y datos de seguimiento de barcos compilados por Bloomberg, los buques petroleros tienen 8.4 millones de barriles de crudo venezolano, con un valor de más de 500 millones de dólares, flotando en la costa del país.