Boris Johnson, nuevo primer ministro del Reino Unido

julio 31, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
El pasado 24 de julio, Alexander Boris de Pfeffel Johnson fue designado como el nuevo primer ministro del Reino Unido, en sustitución de Theresa May. Su elección estuvo fundamentada en promesas de inversión, reducción de impuestos y mejora de la educación.
 
Johnson se convierte así en primer ministro tras haber sido elegido por los afiliados del Partido Conservador como sucesor de Theresa May con un 66% de los votos, frente al 34% de su rival, Jeremy Hunt.
 
Johnson, periodista ex editor de The New Statesman, llega al cargo luego de desempeñarse como alcalde de Londres de 2008 a 2016, periodo durante el cual fue responsable de liderar los trabajos de los Juegos Olímpicos de 2012, considerados un éxito a nivel mundial, y posteriormente como Ministro de Relaciones Exteriores de 2016 a 2018.
 
Como político, el también líder del Partido Conservador se ha caracterizado por ser uno de los principales promotores de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el denominado Brexit. Al respecto, tras su asunción como primer ministro, Johnson aseguró que prefiere una salida pactada de la Unión Europea, pero reiteró que la principal misión de su Gobierno es ejecutar el Brexit a más tardar el próximo 31 de octubre, «con o sin acuerdo».
 
Tras esta aseveración, el valor de la libra esterlina se desplomó, alcanzando su punto más bajo frente al dólar desde marzo de 2017. Ante este panorama, la Comisión Europea, que había recibido con frialdad el nombramiento de Johnson como primer ministro, advirtió al nuevo líder británico que la salida de la Unión Europea sin acuerdo sería «una tragedia para todos».
 
En cuanto a Estados Unidos, la elección de Boris Johnson como jefe del gobierno británico puede representar un relanzamiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países. De acuerdo con Nile Gardiner, ex asesora de Margaret Thatcher, la relación entre ambos líderes puede ser la más cercana entre líderes de Estados Unidos y el Reino Unido desde la época de Ronald Reagan y la llamada «Dama de hierro».
 
A lo anterior hay que agregar que ambos políticos tienen personalidades similares: son populistas, carismáticos, los dos buscan los reflectores y ambos ven con buenos ojos la salida del Reino Unido de la Unión Europea, una coincidencia fundamental.
 
Es importante recordar que Boris Johnson no fue electo primer ministro del Reino Unido por mandato abierto y popular, sino por un mecanismo exclusivo para los miembros activos del Partido Conservador.
 
Por esta razón, es probable que en el corto o mediano plazo convoque a elecciones intentando ganar legitimidad. En tal caso, se vislumbra como su principal adversario a Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista y amigo personal de Andrés Manuel López Obrador, con quien comparte semejanzas ideológicas.