Cambios en el pronóstico de crecimiento de México

julio 31, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
El Fondo Monetario Internacional (FMI), en su informe Perspectivas de la Economía Mundial, recortó las estimaciones de crecimiento económico de América Latina, ante una desaceleración más acentuada prevista en Brasil y México, exacerbada por disputas comerciales globales y un deterioro en la confianza de inversores y analistas.

El organismo indicó que prevé que la región en su conjunto se expanda a un ritmo de 0.6% este año, un recorte de 0.8 puntos porcentuales con relación a su último cálculo de abril. Para el 2020, la previsión también fue ajustada ligeramente a la baja, a 2.3%.

En tanto, el FMI pronosticó un crecimiento económico para México de 0.9% para este año, menor al 1.6% previsto anteriormente. Esta es la quinta baja al hilo en los pronósticos de crecimiento económico, desde el 3.0% que llegó a estimar en enero y abril de 2018. Para 2020, el FMI mantuvo sin cambios su expectativa de crecimiento en 1.9%.

El organismo internacional detalló que entre los factores que afectan el desempeño de la actividad mexicana están la debilidad en la inversión privada y la desaceleración en el consumo. Además, advirtió que la incertidumbre en torno a las políticas, el deterioro de la confianza y el aumento de los costos de endeudamiento puede continuar en crecimiento tras la reciente rebaja en la nota soberana por parte de Fitch Ratings y el cambio de perspectiva que aplicó Moody’s.

Por su parte, el grupo financiero Citi recortó su previsión del crecimiento de la economía de México a 0.2% este año, desde un cálculo previo de 0.9%. El recorte se debe a que la recuperación económica interna no se materializó, pues la creación de empleos fue débil, la inversión se desaceleró y la producción industrial tuvo un descalabro, explicó Citi en una nota de análisis enviada a sus clientes.

Según estimaciones del banco de inversión JP Morgan, la economía mexicana acentuará su deterioro y registrará una contracción de 0.5% en el segundo trimestre del año con respecto al primer trimestre de este año, por lo que técnicamente entrará en fase recesiva. De confirmarse este pronóstico, la contracción sería más profunda que la observada en el primer cuarto del año, que fue de 0.2%.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dará a conocer el próximo miércoles su estimación preliminar de crecimiento del PIB para el periodo abril-junio de 2019, pero el dato final se publicará hasta finales de agosto.

Finalmente, la Coparmex afirmó que las decisiones tomadas hasta ahora por la actual administración han generado una percepción de inseguridad jurídica, lo cual agrava la falta de crecimiento económico y ha colocado al país en la antesala de una recesión. Gustavo de Hoyos, presidente del sindicato patronal, señaló que la estrategia gubernamental para combatir la inseguridad debe tener «miras más elevadas».