Convención Bancaria 2019

marzo 27, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
La 82ª edición de la Convención Bancaria se desarrolló alrededor de dos grandes retos para la banca en México:
 
1) Inclusión – En la actualidad, 53% de los adultos no tiene una cuenta bancaria; y es en ese grupo donde urgen soluciones factibles para realizar transacciones financieras de todo tipo; 69% de los mexicanos no tiene acceso a crédito, por lo que toda la banca debe plantear una estrategia de visión amplia para potenciar el crédito.
 
2) Implementación del Código Digital (CoDI) – La plataforma de pagos digitales masivos para facilitar transacciones básicas. De consolidarse este proyecto la banca mexicana estará en posibilidad de lograr la inclusión financiera masiva en pocos años.
 
En tanto, el gobierno persigue tres objetivos con ayuda de la banca: 1) Facilitar la dispersión de programas sociales entre la población no bancarizada; 2) Reducir el costo en que incurre el Gobierno de hacerlo, y 3) Permitir que el ahorro también apalanque el acceso al crédito en la parte baja de la pirámide.
 
Durante la Convención Bancaria se puso en marcha la prueba piloto del CoDI, la cual es una plataforma que disminuirá el uso de efectivo, logrará una mayor inclusión financiera y se avanzará en la distribución de programas sociales sin intermediarios. Ésta será una plataforma de pagos y transferencias vía celular (códigos QR). Se esperaba que este mes 20 bancos estuvieran listos para iniciar el programa piloto del CoDi, pero el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, informó que sólo serán seis y aseguró que, para fines de septiembre de este año, los 27 bancos que tienen más de tres mil cuentas deberán arrancar operaciones en CoDi.
 
Por su parte, Adalberto Palma, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), propuso una nueva regulación para el sistema financiero, con el fin de apoyar la actividad productiva de los pequeños y medianos empresarios del sector. Destacó que se plantea que haya una regulación diferenciada para los bancos, reconociendo los diversos modelos de negocio que convergen en el sistema. Así se podría ampliar de modo más efectivo la inclusión financiera y apoyar la actividad productiva de medianos, pequeños y microempresarios, donde existe un claro potencial de crecimiento.
 
Finalmente, el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, y el mismo Presidente, Andrés Manuel López Obrador, confirmaron que desde el Ejecutivo no se promoverá ningún cambio regulatorio que reduzca el cobro de las comisiones que cobran los bancos. Ambos se pronunciaron por que sea la competencia lo que mueva los costos por comisiones y agregaron que antes de pensarse en regular, se deben mejorar las condiciones de competencia. Al respecto, en su primer discurso como presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, anunció que no se cobrarán comisiones en las operaciones de cuentas digitales de sus clientes.