Economía en el sexenio de Peña creció 2.5%

febrero 6, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
Durante el último trimestre de 2018, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Producto Interno Bruto (PIB) del país aumentó 1.9% anual, por debajo del 2.6% registrado un trimestre antes. Además, el dato resultó por debajo del 2.0% esperado por el mercado.
 
Los analistas consideran que el sector industrial y manufacturero continuó siendo el principal lastre para la actividad económica de México, debido a que esta actividad se contrajo -0.6% a tasa anual, en el último trimestre de 2018. En tanto, los servicios continuaron siendo el principal motor de la economía nacional, al reportar un crecimiento de 2.8% anual. Por su parte, las actividades agrícolas, pecuarias, pesqueras, entre otros (primarias) también reportaron un avance de 2.5%.
 
De tal manera, en 2018, la economía creció 2.0%, por lo que, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, la economía nacional tuvo un promedio de expansión de 2.5%, logrando su mayor dinamismo en 2015 (3.3%) y su más bajo desempeño en 2013 (1.6%), de acuerdo con cifras del INEGI. Con este resultado se confirmó que el crecimiento de la economía de México en el último sexenio se ubicó como el de mayor expansión desde la presidencia de Ernesto Zedillo, cuando se observó un crecimiento promedio de 3.5%.
 
Aun así, la economía mexicana no ha podido superar el crecimiento promedio sexenal de 3%, ya que el promedio arrojado durante la presidencia de Peña es muy parecido al crecimiento promedio de 2.0% que reportó el sexenio de Vicente Fox y al 1.7% que registró la administración de Felipe Calderón.
 
Hacia adelante, los estimados de organismos internacionales y grupos financieros promedian un crecimiento económico para 2019 de 2.0%, aunque el balance de riesgos es negativo, afectado por elementos como la lenta ejecución del gasto público, las elevadas tasas de interés y el menor crecimiento en el mundo y EEUU, así como el dinamismo endeble en la inversión pública y privada ante un contexto de incertidumbre interna y externa, además, del temor a las políticas de la nueva administración federal.
 
Entre los pronósticos de crecimiento económico más optimistas para 2019 está el de la OCDE que estima una expansión de 2.5%, la CEPAL y Banxico 2.2% y el FMI 2.1%. Mientras que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé un crecimiento económico de 2.0%, aunque admitió que ve signos de desaceleración y riesgos en la economía como los ingresos petroleros por la volatilidad de los precios, un lento ejercicio del gasto público por ser inicio de sexenio y un posible menor crecimiento de Estados Unidos; pero a pesar de ello, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que este año habrá un crecimiento económico superior al 2%, porque no habrá corrupción. En la misma estimación de 2.0% se encuentra el Banco Mundial y BBVA Bancomer.
 
En cuanto a las estimaciones más pesimistas se encuentra Bank of America, que pronostica un crecimiento de apenas 1.0% en 2019; en tanto, Credit Suisse prevé una expansión de 1.2%. Citibanamex pronóstica 1.7%, Banorte 1.8% y los especialistas privados consultados por Banxico 1.9%.