El futuro del Brexit es cada vez más incierto

marzo 27, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
La semana pasada, el Consejo Europeo, conformado por los líderes gubernamentales de los estados miembros de la Unión Europea (UE), le otorgó al Reino Unido una prórroga de dos semanas para el Brexit. El gobierno de Theresa May tiene hasta el 29 de marzo para obtener la aprobación parlamentaria del acuerdo, lo que permitiría que el Reino Unido salga de la UE con un acuerdo el 22 de mayo. Si no cumple con ello o no se vota, el Reino Unido tendrá hasta el 12 de abril para proponer una nueva ruta hacia adelante o salir de la UE sin un acuerdo.
 
Después de que el acuerdo entre el gobierno británico y la UE fuera rechazado en dos ocasiones, May ha afirmado a los parlamentarios esta semana que no existe suficiente apoyo para convocar una tercera votación. El lunes los parlamentarios ganaron el control del proceso de Brexit, lo que significa que tendrán que votar entre distintas opciones, como una relación económica más estrecha con la UE de la que May prevé, o un segundo referéndum sobre la permanencia en la UE.
 
Las tensiones y la incertidumbre aumentan sobre todo en lo que se refiere a qué pasará con los ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido, debido a que esta semana un comité parlamentario británico publicó un informe en el que exponía que los ciudadanos de la UE que viven en el Reino Unido serían despojados de sus derechos de libertad de circulación, seguridad social y vivienda, en virtud de una legislación diseñada para regular la inmigración después del Brexit. El comité afirma que tres millones de ciudadanos de la UE quedarían en un limbo de derechos, sujeto a negociaciones posteriores.
 
Para dar certeza sobre este tema y tranquilizar a los ciudadanos de la UE que viven en el Reino Unido, el gobierno de la primera ministra se está preparando para lanzar el Plan de Liquidación de la UE el 30 de marzo. Éste tiene como objetivo permitir a los ciudadanos de la UE proteger sus derechos al registrarse de forma gratuita a través de un portal en línea, según un comunicado del gobierno. Los ciudadanos de la UE tendrán hasta al menos el 31 de diciembre de 2020 para registrarse, haya o no un acuerdo de Brexit.
 
Otro tema que ha causado tensión es lo que pasará con el proceso para ingresar al Reino Unido, debido a que el gobierno ha prometido normas de inmigración más estrictas para aquellos que quieren mudarse al país. Theresa May se comprometió a poner fin a la libre circulación de ciudadanos de la UE como parte del acuerdo Brexit, y miembros del gobierno han comentado que los ciudadanos de la UE que quieran ir al Reino Unido deberán solicitar un permiso y recibir una licencia temporal europea para permanecer por más de tres meses en el país.
 
La derrota del gobierno, al ser rechazado su acuerdo por segunda ocasión, ha traído reacciones tanto en la población que quiere que el proceso se agilice, como en los parlamentarios. El líder del Parido Laborista, Jeremy Corbyn, dijo que el enfoque del gobierno hacia el Brexit era «una vergüenza nacional», y el líder del Partido Nacional Escocés (SNP), Ian Blackford, instó al Parlamento a «retomar el control» del proceso diciendo que la gente estaba «avergonzada» del gobierno.