Elecciones al Parlamento Europeo

mayo 29, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
Como cada cinco años, los 28 países de la Unión Europea (UE) acuden a las urnas para elegir a los miembros del Parlamento Europeo (eurodiputados). Esta vez las elecciones se llevaron a cabo entre el jueves y domingo, tuvieron una participación en todo el continente de alrededor del 51% y fue la más alta en los últimos 20 años. Aunque siguen siendo las fuerzas principales, los partidos de centro perdieron la mayoría absoluta que tenían en el Parlamento europeo tras las elecciones de este órgano.
 
Mientras tanto, los partidos liberales y los verdes aumentaron sus escaños, al igual que las agrupaciones de extrema derecha y euroescépticas que triunfaron en Italia y Francia. Aunque en términos generales, la extrema derecha quedó lejos de las victorias significativas que algunos habían predicho.
 
Se esperaba que el proceso midiera la verdadera fuerza de los partidos de extrema derecha, populistas o nacionalistas en la UE, tras varios años de ascenso en países como Italia, donde forman parte del gobierno, y en Francia.
 
De acuerdo con las proyecciones, el Partido Popular Europeo (PPE, derecha) lograría 178 escaños de 751, seguido de socialdemócratas con 152, liberales con 108 y ecologistas con 67. Los tres grupos euroescépticos, ya sean ultraderechistas o conservadores, reunirían en su conjunto 169 eurodiputados. De confirmarse estos datos sería el fin del bipartidismo en las instituciones de la UE, que se repartían el PPE y los socialdemócratas.
 
El PPE pierde 38 de los escaños que tenía al final de la legislatura y los socialistas caen 33, por lo que necesitarían apoyarse en liberales (+39) o ecologistas (+15) para lograr una mayoría y repartirse los altos cargos del bloque. En el campo euroescéptico, Europa de las Naciones y las Libertades, a la que pertenecen los partidos ultraderechistas del italiano Matteo Salvini y la gala Marine Le Pen, progresaría de los 36 eurodiputados a los 55.
 
La Europa de la Libertad y de la Democracia Directa, donde está el eurófobo británico Nigel Farage, progresaría 11 escaños hasta los 53, mientras que los Conservadores y Reformistas Europeos, donde están los ‘tories’ británicos, perdería 16 escaños hasta los 61. La izquierda radical por su parte perdería 13 escaños hasta los 39.
 
Con base a los resultados de las elecciones, corresponderá a los mandatarios europeos proponer al próximo presidente de la Comisión Europea, cuya designación debe a continuación validar la Eurocámara por mayoría.