Elecciones Presidenciales en Bolivia

octubre 21, 2020

Asuntos Públicos

Compartir artículo
El pasado domingo 18 de octubre, los bolivianos acudieron a las urnas para emitir su voto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, después de una etapa de turbulencia institucional y que busca restablecer la normalidad en el país. El proceso electoral había sido cancelado por la Organización de los Estados Americanos (OEA) por casos de supuesta manipulación que obligaron al expresidente Evo Morales a abandonar el país.

La victoria del candidato Luis Alberto Arce Catacora, del partido Movimiento al Socialismo (MAS) es un hecho de acuerdo con los escrutinios rápidos de las empresas privadas avaladas tanto por la presidenta interina, Jeanine Áñez, como por su principal contrincante, Carlos Mesa. Diversos analistas atribuyen el triunfo del candidato al apoyo incondicional de los indígenas a Evo Morales, mismos que representan 41% de los 11 millones de habitantes del país y que en este proceso estuvieron de su lado.

El izquierdista Luis Arce se enfrentará a una crisis económica y deberá trabajar arduamente para contrarrestar las consecuencias de una Bolivia polarizada por los acontecimientos sociales que llevaron al fin del mandato de Evo Morales en 2019. Su administración se encontrará con un país dividido; sin embargo, en entrevista con la BBC declaró que esa división son sólo intereses de clase y que él buscará construir puentes entre lo que la población quiere y lo que se necesita hacer.

Luis Arce fue Ministro de Economía y Finanzas en el gobierno de Evo Morales y en su administración la economía de Bolivia reportó importantes resultados. El expresidente celebró el resultado de los conteos y declaró que en estas elecciones se recuperó una consciencia de una democracia sin violencia.

La Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno de México, a través de un comunicado y de un mensaje personal del canciller Marcelo Ebrard, felicitó al presidente electo de Bolivia por su victoria y aplaudió la conclusión de una jornada electoral pacífica reconociendo una participación histórica de la ciudadanía. Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, felicitó a Luis Arce por su triunfo y aprovechó para mandar un saludo a los pueblos originarios de Bolivia, al MAS y al expresidente Evo Morales. Y celebró que un grave conflicto se haya resuelto por la vía pacífica.

La Unión Europea también reconoció que el pueblo boliviano haya llevado a cabo una jornada electoral participativa y en paz para definir a través de la institucionalidad el destino de la democracia en el país, añadió que falta esperar los resultados oficiales, por lo tanto, pidió que haya calma y tranquilidad por parte de la ciudadanía