Inflación desacelera y tasas de interés sin cambios

febrero 14, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
En enero, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento mensual de 0.09%, con lo cual la tasa anual de inflación se ubicó en 4.37%. De acuerdo con un sondeo de Reuters realizado a 10 bancos, corredurías y firmas de análisis esperaban que la inflación se ubicara en 4.49%.
 
El dato de enero es el nivel más bajo registrado desde diciembre del 2016 (3.36%); sin embargo, hiló 25 meses consecutivos por encima del objetivo del Banco de México de 3% ± 1 punto porcentual (enero 2017). El resultado se explica principalmente por las bajas significativas en el precio de los energéticos.
 
Pese a los pronósticos inflacionarios derivados del incremento al salario mínimo, vigente desde el 1 de enero de este año, y el desabasto de combustibles durante este mes, el comportamiento de los precios inició el año positivamente.
 
Pese al desabasto de combustibles experimentado en algunas entidades del país durante las primeras semanas de enero, las gasolinas redujeron su precio en comparación con diciembre. El precio de la gasolina Magna cayó 1.9% y el de la gasolina Premium decreció 2.40%. Con este resultado se hilan dos meses con bajas en el precio a consumidores de los combustibles. Estas reducciones se explican por la caída en los precios internacionales del petróleo y una baja constante en el tipo de cambio peso-dólar desde diciembre de 2018.
 
En ocho de los nueve estados que tuvieron desabasto de combustible, el precio de las gasolinas Magna y Premium cayó de manera importante, comportamiento alineado con la tendencia nacional.
 
Por su parte, el gas LP también registró buen comportamiento, su precio registró una variación mensual negativa de 2.51%, después de que en meses previos se disparara en algunas entidades del país.
 
Después del sorprendente dato de inflación de enero, por unanimidad la Junta de Gobierno de Banco de México (Banxico) mantuvo sin cambios la Tasa de Interés Objetivo en un nivel de 8.25%, después de dos alzas consecutivas de 25 puntos base en los meses de noviembre y diciembre del año pasado.
 
En el comunicado se indica que esta decisión responde a un mejor comportamiento de los precios de los activos financieros al interior del país, la apreciación y estabilidad de la moneda mexicana y un debilitamiento del dólar derivado de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos. El Banco Central destacó que el acuerdo tomó en cuenta que la evolución reciente de la inflación no presentó cambios significativos respecto a las trayectorias previstas.
 
Esta es la primera decisión de política monetaria en la que participan los nuevos subgobernadores del Banxico, Gerardo Esquivel y Jonathan Heath. La pausa de este mes en el ciclo alcista que comenzó en 2015 se da luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos decidió la semana pasada mantener sin cambios su tasa de referencia. El ciclo de alzas de Banxico lleva 15 aumentos a la tasa de interés para un total de 525 puntos base.