Licitación restringida para la refinería en Dos Bocas

marzo 20, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
La semana pasada, el periódico británico Financial Times publicó los comentarios del subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, en los que mencionó que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador retrasaría la construcción de la refinería de petróleo en Dos Bocas, Tabasco. Herrera aseguró que los 2,500 millones de dólares (mdd) que serían destinados este año a la construcción de la refinería, se usarían para incrementar la exploración y producción de la empresa productiva del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex).
 
Posteriormente, la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, informó que la refinería de Dos Bocas se comenzará a construir este año y estará lista en un periodo de tres años, contradiciendo los comentarios del Subsecretario de Hacienda. Nahle también señaló que la refinería tendrá un costo de entre 6 mil y 8 mil mdd.
 
En tanto, el Presidente López Obrador descartó que se vaya a retrasar la construcción de la refinería y reforzó los comentarios de Nahle, respecto al tiempo de construcción. López Obrador calificó como un malentendido la versión del subsecretario de Hacienda y aseguró que hay presupuesto suficiente para invertir en el desarrollo de Pemex, en la construcción de la refinería de Tabasco, así como en la reconfiguración de las otras seis refinerías existentes.
 
En contraste, especialistas y políticos de oposición han externado la inviabilidad del proyecto. Por ejemplo, el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) concluyó que la refinería de Dos Bocas no es factible técnica y financieramente, entre otras cosas porque la venta de productos y subproductos no cubre los costos de la inversión. Los senadores Manuel Añorve (PRI), Miguel Ángel Mancera (PRD) y Gustavo Madero (PAN), durante la comparecencia de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director de Pemex, Octavio Romero, pidieron aclarar las posturas encontradas en el gobierno sobre la refinería.
 
Pese a lo anterior, el Gobierno de México, a través del procedimiento de invitación restringida, contemplado en la Ley de Pemex, invitó a cuatro empresas internacionales a contender por la construcción de la refinería en Dos Bocas, la cual se estima procese 340,000 barriles diarios de crudo, es decir, 22% de la capacidad de refinación actual del país.
 
Los consorcios estadounidenses Bechtel-Techint, el australiano Worley Parsons-Jacobs, además de la empresa francesa Technip y la estadounidense KBR, recibieron la invitación por parte de Pemex para participar en el proyecto. Nahle explicó que se seleccionó a las mejores empresas del mundo en construcción de refinerías, aquellas que demostraron tener una amplia experiencia en la ejecución de este tipo de obra, capacidad técnica, capacidad económica, calidad con antecedentes y prácticas de operación transparentes y con códigos de ética y responsabilidad comprobados. Sin embargo, algunos medios publicaron que las cuatro empresas y/o directivos de éstas han sido vinculadas a actos de corrupción y sobornos para obtener contratos en Reino Unido, Australia, Nigeria y en Emiratos Árabes Unidos.
 
Nahle dijo que el gobierno ya cuenta con 566 hectáreas de propiedad federal donde se realiza el acondicionamiento del sitio. La refinería tendrá 17 plantas de proceso, además de plantas de energía eléctrica y servicio auxiliares, 93 esferas de almacenamiento, enlace con terminal marítima de Dos Bocas, enlace carretero, vía de ferrocarril, obras hidráulicas y de saneamiento. Además, mencionó que Pemex cumplió cabalmente con todo lo necesario para obtener un permiso de refinación y ya lo tiene ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Se estima que en el pico de su construcción se crearán alrededor de 23,000 empleos directos y 132,000 indirectos.