López Obrador firma iniciativa para cancelar reforma educativa

diciembre 19, 2018

Asuntos Públicos

Compartir artículo
Dando cumplimiento a una de sus principales promesas de campaña, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó el 12 de diciembre la Iniciativa que cancela la reforma educativa promovida por el expresidente Enrique Peña Nieto, y propone un nuevo esquema para garantizar la calidad de la educación pública.

Una de las acciones que incluye esta reforma es la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), en su lugar se propone crear el Instituto Nacional para la Revalorización del Magisterio y la Mejora Continua de la Educación, al que se le dotará de competencias como la determinación de estándares, indicadores de resultados y certificación de desempeño.

En relación con el esquema de evaluación de los maestros, el Secretario de Educación, Esteban Moctezuma, comentó que el esquema anterior de carácter punitivo había sido criticado por los maestros, ya que para su diseño e implementación las autoridades de la administración anterior no dialogaron con ellos. También comentó que este esquema no ha tenido resultados favorables en otros países, por lo que se buscará una alternativa que incluya las aportaciones de los maestros.

En su mensaje, el presidente López Obrador informó que el nuevo esquema incluirá la participación de padres de familia y del magisterio, para el diseño e implementación de las políticas educativas.

Además de los elementos ya mencionados, la reforma presentada por el presidente incluye la libertad sindical para elegir a sus líderes, la introducción de materias como arte, música y civismo, entre otras; además, los contenidos educativos se adaptarán a cada región del país, proponiendo modelos de educación indígena, bilingüe y bicultural.

En relación con la educación superior, el presidente anunció la construcción de 100 universidades públicas a lo largo del país, a fin de atender la demanda de educación universitaria que actualmente no puede ser atendida por las universidades públicas en las entidades.

Por otro lado, el pasado 14 de diciembre el presidente presentó el Plan de Salud Integral, mismo que contempla federalizar los servicios de salud; en una primera etapa, se invertirán 25 mil millones de pesos en 8 entidades del país.

El segundo paso del plan se daría en los siguientes 6 meses, periodo en el que se incorporarán 8 estados adicionales, de manera que en 2019 se verán beneficiadas 16 entidades. En el siguiente año, 2020, se replicará esta estrategia en otros 16 estados con la finalidad de que en 2021 esté constituido un nuevo sistema de salud pública.

El nuevo plan integral de salud tiene como objetivo garantizar en la Secretaría de Salud, ISSSTE e IMSS el derecho a la atención de primer nivel, hospitalaria y en emergencias médicas, así como traslados, independientemente si las personas son o no derechohabientes.

Como parte de este plan que busca garantizar el acceso universal a servicios de salud y de medicamentos, se tiene contemplado desaparecer el Seguro Médico Siglo XXI y que el Seguro Popular se transforme en el programa IMSS-Bienestar, absorbiendo su presupuesto y actividades de atención a la salud.