Nombran candidato a Embajador de Estados Unidos en México

marzo 20, 2019

Asuntos Públicos

Compartir artículo
Después de dos años desde que asumió su cargo, el Presidente Donald Trump nominó a Christopher Landau, un abogado constitucionalista, para ser embajador de Estados Unidos en México.
 
Landau nació en Madrid y pertenece al partido Republicano. No tiene experiencia diplomática, pero cursó estudios de América Latina en Harvard y habla español. Es hijo de George Landau, quien fue embajador en Chile, Paraguay y Venezuela.
 
El futuro embajador actualmente forma parte del bufete de abogados, Quinn Emmanuel Urquhart & Sullivan. Anteriormente trabajó como abogado litigante de la firma Kirkland & Ellis. También ha sido asistente legal del juez de la Suprema Corte de Justicia, Antonin Scalia y luego del juez Clarence Thomas.
 
Para ocupar el puesto, Landau debe ser primero aprobado por el Comité de Relaciones Exteriores del Congreso Federal de Estados Unidos, y luego obtener la ratificación del pleno de la misma Cámara Legislativa.
 
Sustituirá a Roberta Jacobson, quien fue elegida representante diplomático de Washington por el expresidente Barack Obama y renunció a su puesto en mayo del año pasado.
 
Landau se enfrenta a un momento delicado en la relación entre Estados Unidos y México, debido a que la semana pasada el Senado de Estados Unidos revocó el Estado de Emergencia que había declarado Trump. El presidente emitió la declaratoria cuando quedó claro que el Congreso no cumpliría con su demanda de otorgar más de cinco mil millones de dólares en fondos para el muro fronterizo.
 
Los demócratas han trabajado durante semanas para anular la declaratoria de emergencia nacional. Sin embargo, 12 republicanos se unieron a los demócratas y la votación quedó 59 en contra y 41 a favor. El voto obligó a muchos a elegir entre la lealtad al presidente o votar en contra del mismo. Los republicanos se decidieron por la segunda opción, ya que los críticos describen esta medida como un abuso de poder que podría establecer un precedente para presidentes demócratas, quienes podrían declarar emergencias sobre las prioridades liberales, como alguna acción contra el cambio climático.
 
A pesar del rechazo de los legisladores a su declaratoria de emergencia nacional para construir un muro en la frontera con México, Donald Trump prevé vetar la resolución que impulsa el Congreso. De acuerdo con la Constitución de Estados Unidos, el presidente tiene la capacidad de vetar cualquier legislación que haya sido aprobada por el Congreso. Aunque este derecho no es absoluto, los legisladores no tienen los votos necesarios para evitarlo, ya que se requieren los votos de dos tercios de los legisladores.
 
La declaración de emergencia de Trump ya recibió varias demandas, y aunque los legisladores están divididos en cuanto a si es legítima o constituye una extralimitación de poder, la declaratoria de emergencia ya se vio debilitada, al igual que la promesa de Trump por construir el muro.