Socios firman el T-MEC durante la cumbre del G20

diciembre 5, 2018

Asuntos Públicos

Compartir artículo
El Grupo de los 20 (G20) es un conjunto de países que una vez al año se reúne para discutir los grandes desafíos globales. Este año la reunión se llevó a cabo en Buenos Aires, Argentina el 29 y 30 de noviembre. Analistas afirman que los países que integran este grupo son los más poderosos en términos económicos y políticos.

El G20 es el principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política y tiene como objetivo abordar los grandes desafíos globales y buscar generar políticas públicas que los resuelvan. En la reunión de la semana pasada asistieron los líderes mundiales de las mayores economías del planeta responsables de 85 por ciento de la producción económica global y dos tercios de la población.

Los líderes discutieron sobre la economía mundial, el futuro de los mercados laborales y temas sobre la igualdad de género. También conversaron sobre la política macroeconómica, la economía digital, reformas a la Organización Mundial de Comercio (OMC), regulación financiera, impuestos y temas comerciales. La búsqueda de consensos en dichos temas estuvo marcada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Luego de dos días de reunión entre los líderes del G20, se dio a conocer el documento completo de la declaración final. Dicho documento se enfocó en el futuro del trabajo, infraestructura para el desarrollo, un futuro alimentario sostenible y una perspectiva transversal de género. Sin embargo, no contempló compromisos concretos en cuestiones clave como comercio y clima, y, bajo presión del presidente estadounidense Donald Trump, evitó toda referencia al proteccionismo.

El ambiente de la Cumbre estuvo subordinado a la disputa entre EE.UU. y China, dos posiciones que representan el orden actual internacional.  Multilateralismo y unilateralismo; proteccionismo o economía abierta; una pugna por ver quién liderará la economía del futuro. Finalmente ambas potencias acordaron una  tregua comercial por noventa días, por lo que no se impondrán nuevos aranceles desde el 1° de enero. Este acuerdo es un  respiro en la disputa que lleva un año con pérdidas de empleo y dinero para ambos países.

Asimismo, en el marco de la Cumbre, los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump; de Canadá, Justin Trudeau, y el ahora expresidente de México, Enrique Peña Nieto, firmaron el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), después de una dura lucha diplomática y técnica para garantizar la supervivencia de una de las zonas de libre comercio más grandes del mundo. De ser ratificado por el poder legislativo de cada nación, el T-MEC sustituiría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ha estado en vigor desde enero de 1994. Aunque el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, le recordó al estadounidense Trump que para lograr un buen acuerdo, uno que realmente beneficie a Canadá y a México, deberá eliminar los aranceles impuestos a sus socios comerciales.

Respecto a la firma del T-MEC, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, afirmó que el tratado constituye una herramienta fundamental para fortalecer la posición de México frente al mundo y estimó que el Senado de la República podría aprobar el nuevo acuerdo trilateral durante el primer cuatrimestre del 2019. Castañón puntualizó que la firma del T-MEC es el principio de una nueva etapa de éxitos para la región de América del Norte.