En marcha la evaluación docente

junio 24, 2015

Abigail Martínez Tovar

Compartir artículo

México gasta hoy una mayor proporción de su presupuesto en educación que cualquier otro miembro de la OCDE, con excepción de Nueva Zelanda. De ese presupuesto, el país gasta más del 90% en remuneración del personal, de nuevo por encima de cualquier otro miembro de la OCDE. Estos resultados ilustran algunos de los problemas de la calidad educativa en México y que motivaron la reforma del artículo 3º constitucional. Las evaluaciones docentes son una piedra angular de esta legislación y buscan favorecer el mérito y la preparación de los maestros sobre los métodos discrecionales a los que ha estado sujeto el magisterio. Desde su aprobación, el Sistema Profesional Docente ha sido motivo de discordia entre diversos actores del entramado institucional.

Cuando el Presidente Peña Nieto presentó la iniciativa de reforma educativa en diciembre de 2012 señaló que el ingreso, promoción y permanencia de los profesores en el sistema educativo no estarán sujetos a criterios discrecionales. Desde entonces, el Primer Mandatario y los Secretarios de Educación y de Gobernación, así como el INEE insistieron en que la evaluación docente no tenía marcha atrás. No obstante, el 29 de mayo la SEP informó en un comunicado la suspensión indefinida de las evaluaciones docentes, pues había nuevos elementos a considerar. Este anuncio se dio tras la amenaza de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) de boicotear las elecciones intermedias de 2015 y de un paro nacional, en caso de que no se suspendiera la evaluación y se abrogara la reforma educativa. A pesar de esto, la Coordinadora continuó realizando movilizaciones, algunas violentas, incluso el 7 de junio, en Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y el Distrito Federal. No obstante, los comicios se llevaron a cabo sin percances mayores.

Por su parte, el INEE y varias organizaciones de la sociedad civil advirtieron que la suspensión es inconstitucional e ilegal, pues nulifica la reforma educativa y se da la espalda a las decenas de miles de maestros que prefieren sea el mérito, y no consideraciones políticas y de lealtad sindical, lo que determine su ingreso, permanencia, reconocimiento y promoción en el Servicio Profesional Docente. Asimismo, la opinión pública criticó severamente al Gobierno Federal por darle la espalda a una pieza clave de la reforma educativa y por invadir facultades que pertenecen exclusivamente al INEE. Este Instituto argumentó que la decisión de la SEP era inconstitucional y que no tenía ninguna justificación, pues ya se habían contemplado todos los perfiles, parámetros e indicadores para evaluar a los maestros. 

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se alineó con la reforma después de que su líder, Elba Esther Gordillo, fue arrestada por cargos de corrupción. Sin embargo, la CNTE ha realizado diversas manifestaciones en el país desde 2013, cuando comenzó la discusión legislativa de la reforma constitucional y después de las leyes secundarias. El conflicto entre la CNTE y el gobierno federal ha llegado al grado de que, después de más de 60 mil peticiones amparo en contra de las evaluaciones, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tomó el caso y determinó la constitucionalidad y la obligatoriedad de la reforma educativa. Esto sin duda tendrá peso en el proceso de armonización legislativa que aún no concluye.

La Coordinadora argumenta que su rechazo a la reforma se debe a que ésta atenta contra los derechos laborales del magisterio, pues la evaluación no toma en cuenta el contexto de cada región y quita la posibilidad de que los egresados de las Escuelas Normales adquieran una plaza automáticamente. Además, aseguran que el sistema tiene un carácter punitivo; sin embargo, los expertos señalan que la reforma no contempla el despido de ningún docente en funciones a pesar de que no alcance un resultado satisfactorio en tres distintas evaluaciones con sus respectivos cursos de actualización y formación. Más bien, a los docentes que reprueben las tres oportunidades de evaluaciones se les ofrecerá, ya sea un programa de jubilación anticipada, o una transferencia a una responsabilidad administrativa.

En el centro del debate de la reforma educativa está la evaluación docente, a la cual se debe someter todo maestro al menos una vez cada cuatro años. El 20 y 21 de abril se publicaron las convocatorias correspondientes a los concursos de oposición para la Evaluación del Ingreso a funciones Docentes y Técnico Docentes, así como Promoción a cargos con funciones de Dirección, Supervisión y Asesoría Técnica Pedagógica, en la Educación Básica. 

Las evaluaciones del concurso para ingresar a cargos de maestros y directivos de educación básica y media superior se llevarán a cabo del 4 al 19 de julio. Por su parte, la aplicación de las evaluaciones para la promoción comenzó el 13 de junio y concluirán el próximo domingo. No obstante, la SEP aplazó estos exámenes en Michoacán y Oaxaca debido a los conflictos con el magisterio. Los resultados del concurso de promoción serán publicados el 26 de julio, y los de ingreso el 9 de agosto. Por lo pronto, se esperan más movilizaciones de la CNTE con la esperanza de doblegar, esta vez definitivamente, al gobierno federal. Sin embargo, este proceso no parece tener marcha atrás, pues sus amenazas perdieron fuerza después de las elecciones.