Los reemplazos y movimientos en el GDF

julio 21, 2015

Abigail Martínez Tovar

Compartir artículo
El pasado 2 de julio, el Jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, solicitó la renuncia a todos los integrantes de su gabinete a fin de iniciar un proceso de evaluación para definir quiénes de éstos cumplieron con las tareas y metas establecidas, y los compromisos con la ciudadanía. De acuerdo con los especialistas, esta decisión respondió a los resultados de la pasada elección del 2 de junio, que en la capital del país le dio el triunfo a Morena, habiendo obtenido 5 delegaciones y logrado ser la principal fuerza en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). Estos resultados han sido considerados una llamada de atención por parte de los ciudadanos, por su descontento con la actual administración del Gobierno del D.F.

En el acto público en el que dio a conocer los nuevos nombramientos —que tuvo lugar el 16 de julio—, Mancera expresó que los cambios en su gabinete fueron una valoración directa de su parte y no una evaluación por escrito, y aseguró que ninguno de los ahora ex funcionarios fueron removidos del cargo por problemas de corrupción. En este sentido, el mandatario capitalino ha defendido los cambios en su gabinete frente a las críticas de la oposición, principalmente provenientes de Martí Batres, líder nacional de Morena, quien señaló que únicamente se trató de un espectáculo y reacomodo del PRD con miras electorales, sin expresar un verdadero compromiso con los ciudadanos. 

El antes y el ahora del gabinete de Mancera
Entre los reemplazos y movimientos más destacables están el de Patricia Mercado que fue nombrada Secretaria de Gobierno, quien de acuerdo con el propio Mancera se manejó con un perfil bajo en la Secretaría de Trabajo pero con resultados concretos, y que será una pieza clave de contacto político, representando su llegada al cargo un mensaje de confianza del GDF en las capacidades de las mujeres en cargos políticos. Mercado contendió en las elecciones del 2006 como candidata presidencial y cuenta con una amplia trayectoria en el movimiento feminista.

Así también está el nombramiento de Alejandra Barrales, quien para asumir el puesto de Secretaria de Educación renunció al cargo de Senadora de la República. Esta militante perredista que buscó la candidatura del GDF junto con Mancera, ha sido cercana a diversos grupos del PRD sin arraigarse a ninguno de éstos, fungiendo como interlocutora cuando han existido diferencias partidistas. Dado esto, según los especialistas, Barrales podría fungir como canal de diálogo con el partido de Andrés Manuel López Obrador, a quien apoyó en 2012 participando en mítines y actos masivos en la ciudad a lado del tabasqueño. Asimismo, la designación de Amalia García Medina como Secretaria de Trabajo responde, de acuerdo con algunos líderes de opinión, a que Mancera apuesta a su capacidad de hacer alianzas con las distintas corrientes internas del partido, a efecto de formar un frente común en los siguientes tres años de cara a la contienda presidencial. Amalia García ya había fungido como su Coordinadora de Asesores en la PGJDF.

Varios de los funcionarios recién nombrados provienen de la legislatura saliente de la ALDF, los cuales  apoyaron al mandatario capitalino desde la tribuna de dicha asamblea. Se trata de Manuel Granados que quedó al frente de la Consejería Jurídica y de Servicios Legales (quien recientemente era presidente de la Comisión de Gobierno y coordinador de la fracción del PRD en la ALDF), Jorge Gaviño quien ahora condice el Metro (diputado local por el Partido Nueva Alianza que presidió la Comisión Especial que investigó las fallas en la Línea 12 del Metro) y Laura Ballesteros que se suma al gabinete como Directora del Nuevo Modelo de Transporte para la Ciudad de México (quien ganó su diputación local como candidata del PAN, luego se volvió diputada independiente y finalmente compitió por una diputación federal por el PRI-PVEM, perdiéndola, la cual se especializó en temas de movilidad en la capital).

Finalmente la gente de confianza de Mancera, José Ramón Amieva, Héctor Serrano y Rosa Icela Rodríguez Velázquez, fue reubicada en otros puestos de alto nivel: en la Secretaría de Desarrollo Social, en la Secretaría de Movilidad y en la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, respectivamente. Estos funcionarios han apoyado la trayectoria política del Jefe de Gobierno capitalino desde que inició su campaña para ocupar dicho cargo hace tres años, y se prevé que se apoyará en ellos para alcanzar sus aspiraciones presidenciales.