Obras de infraestructura, el principal objetivo de la segunda mitad del sexenio

julio 6, 2015

Abigail Martínez Tovar

Compartir artículo
El anuncio por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del proyecto del Corredor Logístico del Istmo de Tehuantepec –Corredor Transístmico– simboliza la materialización de una de las obras del sexenio más importantes y la realización de uno de los proyectos transexenales más ambiciosos para impulsar el crecimiento de la región sur-sureste del país. El proyecto está compuesto por tres etapas: la primera etapa de la obra iniciará en 2016 y durará un año y medio; la segunda etapa se desarrollará a lo largo de tres años; y la tercera y última etapa se prevé sea completada en un plazo de cinco a diez años.
  • Conectará Coatzacoalcos, Veracruz con Salina Cruz, Oaxaca a través de proyectos ferroviarios, carreteros, portuarios y aeroportuarios.
  • La inversión inicial será de 4,434 millones de pesos, divididos de la siguiente manera:
    • 1,566 millones de pesos para inversión portuaria
    • 320 millones de pesos para inversión aeroportuaria
    • 1,753 millones de pesos para inversión ferroviaria
    • 704 millones de pesos para inversión carretera
  • PEMEX invertirá 2,000 millones de dólares para el proyecto del Cinturón Transoceánico que irá de Pajaritos, Veracruz a Salina Cruz, Oaxaca. Ya se han construido dos ductos para el transporte de crudo y productos refinados en este corredor.
  • Se construirán parques industriales en localidades estratégicas que faciliten la logística del transporte de mercancías en la zona sur-sureste del país.
  • Se prevé que el Corredor Transístmico impulse el crecimiento económico de la región para que el crecimiento del PIB regional pase de un 2% actual a un 4.5% anual.
  • Se plantea establecer una Zona Económica Especial con régimen fiscal propio.
  • Se esperan asociaciones público-privadas para asegurar los fondos de los proyectos adicionales en el Corredor Transístmico.
En el caso de la Zona Metropolitana del Valle de México existen tres proyectos importantes de movilidad e infraestructura que impactarán en las zonas oriente, centro y poniente de la Ciudad de México y en las zonas poniente y oriente del Estado de México. Estos proyectos son las vialidades y ampliaciones del Metro, Metrobús y Mexibús para conectar al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), la Línea 7 del Metrobús que correrá en Paseo de la Reforma, y el Tren México-Toluca.
  • Se tienen proyectadas seis vialidades para conectar el NAICM, cuatro ya han sido licitadas y para dos está pendiente el fallo de la licitación.
  • Existirán tres vialidades completamente nuevas y tres que serán ampliadas, de las cuales una ya está en construcción.
  • Las principales vialidades que serán ampliadas o modificadas serán el Viaducto Río la Piedad, el Circuito Exterior Mexiquense y  la Autopista Peñón-Texcoco.
  • Se proyecta ampliar dos líneas del metro para conectarlo directamente al NAICM. Las Líneas 1, 5 o 9 se conectarían desde Pantitlán y la Línea B a partir de la estación Múzquiz.
  • De igual manera, la Línea 4 del Metrobús sería ampliada desde el actual AICM hasta conectarse con el aeropuerto nuevo.
  • La Línea 1 del Mexibus sería también extendida para llegar al aeropuerto y prestar servicio para el Estado de México.
  • La Línea 7 del Metrobús fue anunciada para el corredor Reforma e irá desde Indios Verdes hasta la Fuente de Petróleos en Periférico. Contará con 31 estaciones y atenderá a 100,000 usuarios al día.
  • La SCT reportó que el Tren México-Toluca tiene un avance de 9% en la obra y será terminado en 2018, teniendo una inversión total de 38,000 millones de pesos.